Artesanía musical

Por Daniel Jesús Díaz.


Me siento motivado a escribir este texto un poco para responder o aclarar dudas respecto a qué es Sello Precario y qué no es. Porque, en el zigzagueante lapso de existencia pública del mismo, he leído o he escuchado variopintas interpretaciones, algunas más cercanas que otras a la realidad.

Pues bien, manos a la obra…

UN POCO DE HISTORIA

El proyecto comenzó a macerarse el 2018 en Chile, cuando, por casualidad, escarbando en cachivaches caseros, encontré una copia de «La Otra Vereda», compilado que contiene canciones de mi proyecto solista Ramírez Neira y de Jorge Reinun, amigo de rutas musicales prehistóricas. Disco que fue publicado el 2011 por la editorial Yerba Mala de Bolivia en formato de libro/disco cartonero, una versión muy bonita hecha a mano que tuvo dos ediciones limitadas y de la que hay copias repartidas por varias partes del mundo. Ese trabajo dio pie el 2012, mientras estaba residiendo en dicho país, a un sello homónimo que tuvo una leve repercusión en ciudades como Cochabamba, Iquique, Santiago y Valparaíso.

Ese reencuentro con el pasado, casi como un capricho, una casualidad o un recordatorio, fue el primer impulso que tuve para reemprender el camino discográfico con una nueva cara, pero sin dejar de ironizar con el mundo de la llamada «industria musical», apostando siempre al ejercicio crítico y educativo como base estructural de cualquier propuesta.

UN POCO DE PRESENTE

Sello Precario, al igual que lo fue La Otra Vereda en su momento, por tanto, es un intento testarudo por mostrar que las cosas pueden caminar por otra vereda radicalmente contraria, capaz de dialogar a la vez con la «industria musical», poniendo en duda sus estándares comerciales.

¿Pero qué significa eso? Significa que Sello Precario no es una empresa o emprendimiento en términos neoliberales, pero tampoco un colectivo de músicos. Es simplemente un proyecto discográfico impulsado desde La Pieza Oscura, mi estudio de sonido andante, para trabajar el objeto disco, y al mismo tiempo, curar un catálogo digital que incluye discos, videos, conciertos y libros de un grupo de artistas precarios, la familia precaria, como continuidad de La Otra Vereda. Sin embargo, más que un proyecto captador de nuevas propuestas, el sello presta colaboración fraterna a músicos y músicas que venimos resonando de manera simpática hace un buen tiempo, buscando reafirmar un núcleo sonoro para dialogar en bloque con el medio musical heterogéneo y la comunidad chilena y suramericana, como primera instancia.

En definitiva, es un proyecto chiquitito, sin mayores pretensiones y que trabaja bajo una fórmula imperfecta, anteponiendo antes que todo, antes que cualquier intercambio comercial, el carácter social y humano de las artes musicales.

ARTESANÍA MUSICAL

En ese sentido, si tuviera que personificarlo de manera clara y directa, diría que es un artesano al que le interesa desarrollar su labor a un ritmo pausado, sin presiones ni grandes pretensiones. Nada de lo que realiza, por lo tanto, entra en la lógica industrial, puesto que no busca hacer lo que hace en serie, sino en serio, con las imperfecciones propias del trabajo hecho a mano, porque esa irregularidad es la responsable de la belleza y del carácter único de las cosas, piensa.

Por eso, cuando dice que difunde y distribuye música precaria no es que menosprecie la obra de los músicos que cataloga ni la de nadie, sino todo lo contrario. Significa que aterriza el trabajo a lo humano, al error, a la espontaneidad como valor positivo. Le interesan las voces particulares, las del cotidiano, esas que hablan tan «mal» para la norma que resultan hasta bellas para una minoría, porque son únicas.

Este artesano, de todos modos, no trabaja solo, lo hace con una tejedora de las comunicaciones, la Andrea Brito. Entre ambos coordinan los hilos precarios, punto por punto hasta dar con el tejido preciso en el momento justo.

EN SÍNTESIS

Sello Precario, en definitiva, es una madeja de aparentes contradicciones, porque más que un sello discográfico de esos que navegan por las aguas del «mercado», es una plataforma que tiene como meta difundir y distribuir música bajo una lógica bastante humana, pausada, «pajera» en muchos sentidos, propuestas que de manera transversal están en constante tensión con los paradigmas de la «industria musical».

Trabaja, en ese sentido, desde una óptica fraterna, es decir, es un aliado para todos los que componen la familia precaria. Vela por aspectos laborales, por un lado, y cura la obra que irá colocando dentro del catálogo precario para difundirla y distribuirla digitalmente, por otro, a través de la formación de colecciones de discos, videos musicales, libros y conciertos de acceso libre.

Paralelamente, edita copias artesanales de discos físicos de forma limitada tanto para campañas donativas como para la tienda virtual, eventos de lanzamiento o ferias.

La difusión y distribución de las colecciones, además de hacerlo de forma general, las dirige, en paralelo, a periodistas especializados, melómanos, curadores de festivales, organizadores de eventos, productoras audiovisuales, entre otros, buscando contribuir a la creación de comunidades musicales robustas y recíprocas en torno al catálogo que cura, más que a sostener la pega sobre la base de «clientes» a los que hay que satisfacer a toda costa.

EPÍLOGO

No sé hasta dónde me vaya a dar la cuerda, ni en qué lugar del planeta me pille el fin del mundo. No tengo ningún plan mega pensado sobre lo que me deparará el futuro ni el de Sello Precario, por tanto. De momento, sin la urgencia de nada y con el equipo reducido que somos, solo queremos seguir haciendo y apañando con cabeza y corazón música que sale de la «guata« no más.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: